Inicio » Terrorismo

Terrorismo

Esta coincidencia, realmente sorprendente, sucedió en Zaragoza en el mes de octubre de 1991, y fue recogida por toda la prensa española.
Probablemente miembros de ETA, iban a colocar un coche bomba cuando se les paro el vehículo en plena calle. Entonces pidieron ayuda a un a un repartidor de bebidas que pasaba por allí para que les ayudase a empujar el coche, quien comprobó sorprendido que la matrícula del coche -falsa- del coche que iba a empujar era exactamente la misma que la de su Renault 11, por lo que avisó a la policía. Gracias a Dios esta coincidencia abortó lo que pudo ser una masacre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.