Inicio » Rufina Cambaceres

Rufina Cambaceres

Esta leyenda es una de las mas fuertes que se conocen sobre el Cementerio de Recoleta, en Argentina. Rufina Cambaceres tiene dentro de este una escultura donde se ve a la joven hija del escritor argentino Eugenio Cambaceres. Este se casó con una bailarina italiana Luisa Baccichi, con quien tuvo una única hija.

Cuando Cambaceres murió, Luisa y Rufina quedaron solas. La niña se volvió introvertida y solitaria, algo que se marcó aún mas cuando su madre se convirtió en la amante del futuro presidente Hipólito Yrigoyen.

Rufina ya tenía 14 años, era una joven hermosa y a pesar de que muchos jóvenes la “perseguían” ella los trataba con indiferencia. El 31 de mayo de 1902, cumpleaños número 19 de Rufina, la madre organizó una enorme fiesta para luego ir a escuchar música lírica al Teatro Colón, el mas importante del país.

Al terminar la fiesta y antes de partir al Colón, Luisa escuchó un grito aterrador de una mucama, fue a la habitación de Rufina y la encontró muerta. Un doctor confirmó que fue un síncope. El día siguiente Luisa e Hipólito Yrigoyen la sepultaron en el Cementerio de Recoleta.

Un tiempo mas tarde, un cuidador de esa bóveda, avisó que encontró el ataúd de Rufina abierto y con la tapa rota. Acá comenzaron las diferentes versiones:

La oficial declara que fue un robo, ya que la niña fue sepultada con sus mejores joyas. Sin embargo, Luisa vivió torturada por la convicción de que su hija había sufrido catalepsia y fue sepultada viva.

La leyenda cuenta que arañando el cajón Rufina logró salir y ver el cementerio. Pero las puertas de la bóveda estaban cerradas, lo que la hundió en la desesperación y volvió a morir por un ataque al corazón. Es así como una estatua hoy la representa con la mano aferrada a la reja de la bóveda, tratando de abrirla.

Sobre el momento de su muerte, se dicen muchas cosas, desde que fue catalepsia, hasta que se supone que una amiga le contó mientras se arreglaba para el teatro, que su novio era también el amante de su madre. El impacto de este hecho le generó el síncope.

Visítanos:

traficus.club

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.