Inicio » Las Moiras

Las Moiras

En la mitología griega eran las diosas que regían el destino, en la mitología romana eran llamadas Parcas y en la mitología nórdica Nornas

Las Moiras eran las que controlaban el hilo de la vida de los mortales desde el nacimiento hasta su muerte, además impedían que los dioses intervengan en batalla, para evitar la muerte de un mortal cuando le tocaba su hora,son la personificación del Destino
Su carácter es totalmente impersonal e inflexible como la concepción que tenían los griegos del Destino

Las Moiras son hijas de Zeus y Temis (diosa de la justicia divina), además eran hermanas de las
Cárites

Aglaya (Diosa de la belleza y la dulzura)
Eufrósine (Diosa del jubilo o alegría)
Talía (Diosa de las festividades)

y de las Gracias

Eunomía (la diosa de la ley y la legislación)
Dique (la diosa de la justicia terrenal)
Eirene (diosa de la paz y la riqueza)

En otras tradiciones se cree que son hijas de Zeus y Nix (Noche) o Ananké (La diosa de la necesidad)

Las Moiras son representadas como 3 mujeres la primera Cloto eran la que hilaba las hebras de la vida con su rueca además decidía cuando nacía una persona, por lo tanto decidía cuando nacía una persona y le permitía decidir quien nacía y quien no y cuándo los dioses y los mortales debían salvarse o morir
Su equivalente romano era Nona
Láquesis la segunda de Las Moiras es la que decide el futuro de las personas y la longitud del hilo de cada una de las vidas humanas y, por tanto, la duración de la vida
Su equivalente romano es Décima
Átropos la última de Las Moiras era la que elegía mecanismo de la muerte y terminaba con la vida de cada mortal cortando su hebra con sus tijeras
Su equivalente en la mitología romana era Morta

Se las representaba como tres mujeres de aspecto severo: Cloto, con una rueca; Láquesis, con una pluma o un mundo y Átropos, con una balanza.
La representación más comúnmente usada era la de tres viejas hilanderas o unas melancólicas doncellas.
La moira se entiende en la mitología griega no sólo como las parcas sino como el destino en sí.Es la fatalidad que rige la vida y hechos de los héroes, como por ejemplo el ineludible karma que arrastra Edipo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.