Inicio » La perla gigante de la paz

La perla gigante de la paz

La mañana de Agosto de 1883, los buzos de la empresa Armadora Ruffo y González, S.A. Juan Vacaseque Calderón y Antonio Cervera, sacaron del Seno de la bahía de La Paz, B.C.S., México, en un sitio cercano a la Isla San José una ostra madreperla que en su interior crio una gigantesca perla del tamaño y forma de un limón regular, esta perla fue llamada La Perla de La Paz que posteriormente se le cambio el nombre por el de “Great Lemon” .


Esta perla esta engarzada en la corona de la Reina de Inglaterra o Gran Bretaña (Reino Unido), líder religiosa de más de 200 millones de súbditos distribuidos por todo el mundo.

Esta gran perla fue pulida hasta quedar bellísima la perla fue dada a conocer con el nombre de “CARMENAIDA” en honor de las señoras Carmen y Adeida Ruffo Santacruz, hijas del propietario del buque.

La enorme perla estuvo en exhibición en uno de los aparadores de La Perla de La Paz(*) para que los Sudcalifornianos la vieran con admiración y respeto.

Veintiún año después, el 4 de Abril de 1904, el sudcaliforniano se consternó con el fallecimiento de Carmelita. Nueve años después moriría Adelaida.

La Carmeaida fue llevada San Francisco California, Don Antonio Ruffo que llevaba la gran perla condigo era amigo del embajador inglés Sir Anthony Fein, representante entonces del Reino Unido tanto en México como en Estados Unidos. Asombrado por el tamaño y forma de la hermosa perla que le fue mostrada Sir Fein quiso comprarla al Sr. Ruffo para obsequio en su cumpleaños del Rey Eduardo VII, sucesor cuatro años antes de su célebre madre la Reina Victoria, soberana inglesa durante 64 años. Don Antonio se negó rotundamente a venderla pero en uno de esos gestos que lo hicieron celebre, se empeñó en regalarla al Rey Ingles, a través del embajador Fein.

Cuando su majestad tuvo ante si aquella perla colosal, llamo a sus joyeros reales quienes expresaron a la monarca que nunca ojos europeos habían visto perla igual. Una real comisión de orfebres partió semanas después a Florencia, en Italia custodiando celosamente la corona y la perla ya que en territorio ingles era llamada “GREAT LEMON” la perla fue engarzada en la parte frontal de la enorme corona inglesa y a su alrededor se colocaron 14 diamantes en forma de lágrimas, a los que en orfebrería se llama “custodios”.

A partir de aquella fecha la corona con La Perla de La Paz seria lucida en público por Eduardo VII su primer propietario real, así COMO SU HERMANO EL Rey Jorge V el 1º. De Mayo de 1910 en que fue coronado y el 12 de Julio de 1922 en la ceremonia especial de la Proclamación del Estado de Irlanda, liberado de la tutela real en este historio día, Años después ascendería al trono Eduardo VIII, luciendo de nuevo la corona con la perla paceña, Seducido por la actriz Wally Simpson, estadounidense, El Rey abdico en su hermano Jorge VI., quien lucio de nuevo en forma fastuosa la corona con la perla. Al morir este en 1952, su hija Elizabeth subió al trono y por primera vez la ceremonia fue transmitida a los europeos por el nuevo invento de la televisión.

Dentro de algunos meses, cuando la actual soberana abdique en su hijo, el controvertido Carlos III, volverá nuestra legendaria perla a ser objeto de admiración mundial. Ahora si por cientos de millones de televidentes de todo el mundo.

(*) La negociación que era conocida como Ruffo Hermanos paso luego del hallazgo de la perla “LA PERLA DE LA PAZ” (Actualmente destruida por un incendio, quedando un muro como testigo fiel de lo que esta hermosa tienda fue donde grandes personalidades se dieron cita para adquirir sus prestigiosos productos, ropa y perfumería) posiblemente sea reconstruida en el mismo sitio histórico donde estuvo ubicada por tantos años.

*Esta historia la rescate de una hoja fotocopiada dentro del interior de un libro que estuvo olvidado por muchos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.