Inicio » La maldición de la Ouija

La maldición de la Ouija

Existía una chica muy deseosa de probar el juego de la Ouija pero era demasiado temerosa hasta que un día juntó coraje y se decidió hacerlo. Espero a estar sola en su casa, fue a cortar una rosa de su jardín, realizó un círculo en medio del salón y allí colocó una Biblia, la rosa, la tabla de Ouija y una tijera.

Esperó con paciencia que llegara la medianoche y una vez que sonaron las 12 campanadas pronuncio en nombre que le habían mencionado: Verónica. En un primer momento no pasó nada hasta que el tablero comenzó a moverse y pudo leer con terror la siguiente frase: “Morirás esta noche. Cuando la rosa se marchite, la tijera se te clavará en el pecho”. Con mucho miedo pregunto si esa entidad era quien le iba a hacer ese daño, obteniendo como respuesta: “Yo no te voy a hacer daño, pero tú no puedes evitar tu destino”.

La joven entró en estado de desesperación aunque en un instante de lucidez y pensó en proteger a la rosa para que no se marchite por lo que salió corriendo en esa dirección pero con tan mala fortuna que tropezó con la tabla Ouija y cayó al suelo, clavándose la tijera en medio del pecho….

Los padres llegaron un par de horas después, viendo con horror a su hija muerta rodeada de un charco de sangre, con la tijera clavada en su pecho.

Si te gusto el relato dale like y comparte con tus amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.