Inicio » Hora del Diablo

Hora del Diablo

Solo, acostado, escuchando música… Y aburrido.
Eran las 2:30am y Stefan aun no se había dormido, sus padres se habían ido a visitar a su abuela enferma en otra ciudad y a estas horas ya estarían durmiendo para tomar el avion de regreso a casa al día siguiente. En el día había ido a la universidad y luego a comer con sus amigos, si hubiera sido viernes o fin de semana tal vez hubiera organizado una fiesta, pero ese día era martes – en ese momento, ya miercoles – y tenía que ir a clases.

Ya el playlist de su iPod se había repetido por segunda vez y se estaba cansando de escuchar música, así que encendió su laptop a ver si alguien estaba conectado en el chat.

Eran las 3am cuando entabló una conversación con Pablo, su compañero de banca de la clase de historia universal. También estaba aburrido, todos en su casa estaban dormidos.
Eran las 3:20am cuando a Pablo le entró el sueño y decidió desconectarse. Stefan aun no sentía sueño así que se quedo viendo fotos y revisando páginas de curiosidades.
Eran las 3:25am cuando Stefan decidió scannear una de sus fotos familiares para subirla a una red social, tenía tiempo queriendo hacerlo pero terminaba por olvidarsele. Agachado junto a las gavetas, mientras buscaba el album de fotos, un ruido hizo que se le helara la sangre.

Knock, knock, knock.

Alguien tocaba la puerta de su habitación.

Stefan estaba completamente solo en casa y sus padres no llegarían hasta el día siguiente, se quedo agachado unos segundos, mirando fijo a la puerta, hasta que reaccionó y corrió hasta la esquina más lejana de su cama.

Knock, knock, knock.

El sonido era fuerte y pausado. La mente de Stefan, tratando de darle una explicación lógica a lo que sucedia, pensó que tal vez sus padres habían llegado antes y que por distraído no había escuchado la puerta de la casa.

” Pase ” dijo con voz temblorosa.

No se escuchó nada, ni una respiración, nada.Por debajo de la puerta no se veían sombras ni nada por el estilo, ya que del otro lado las luces estaban apagadas.

Se repitieron una vez más los golpes en las puerta, Stefan se llenó de valor y se levantó para abrir la puerta.

Al acercarse de dió cuenta de que lo que sea que estuviera del otro lado de la puerta empezó a emitir un ruido, como cuando las abejas zumban, pensó en devolverse, pensó en poner el seguro y meterse bajo las sabanas. Pensó en muchas otras cosas, pero cuando el reloj marcó las 3:33am, Stefan ya había girado el pomo de la puerta encontrandose con la figura más horrible que haya visto alguna vez.

Ojos negros y grandes, sin cabello ni nariz y una gran boca roja sonriente repleta de pequeños dientes, medía algo así como 4 metros y se encontraba agachado con las manos agarrando la parte superior del marco de la puerta. Estiró el cuello, Stefan estaba inmovil con la boca abierta y lagrimas saliendo de sus ojos. La criatura le escupió un cuagulo de sangre en la cara y se desvaneció.
Stefan de desmayó y sus padres lo encontraron en el suelo de su cuarto al día siguiente con la sangre en la frente, pensarón que tal vez había chocado con la puerta y se había desmayado.

A las 3am, el Diablo sube al mundo de los vivos y busca victimas para luego a las 3:33am, hacer de las suyas. Si te despiertas a las 3:33am o estás despierto hasta esas horas, solo puedes desear que el Diablo haya encontrado a otra victima. Los que mueren a veces son más afortunados, porque los que viven, no precisamente podrán contarlo.

Stefan ‘despertó’ unas horas más tarde luego de que sus padres lo hubieran encontrado. Tuvo que ser trasladado de inmediato a un centro psiquiatrico, del que al parecer nunca saldrá…

Síguenos:

https://twitter.com/DUltratumba

Visítanos:

Leyendasdeultratumba.com

Ayúdanos con un clic en los anuncios de nuestro sitio web eso nos serviría de mucho gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.