Inicio » FOSSEGRIM (Hada de las Nieves de Noruega)

FOSSEGRIM (Hada de las Nieves de Noruega)

Cuentan las leyendas que es posible encontrar hadas en cualquier parte del mundo y en cualquier hábitat, pues, como es sabido, estos seres son el espíritu mismo de la naturaleza que las rodea. Las Fossegrim, las hadas de las nieves de Noruega, son las portadoras del frio y de las nieves, y además tienen una misión muy especial: la custodia de las cascadas y los fiordos del país nórdico.Las Fossegrim tienen forma humana, aunque de talla un poco más reducida, y si bien pueden tener apariencia masculina o femenina, en realidad todas pertenecen al mismo género, más cerca de una mujer humana que de un hombre. Son seres esbeltos, de cabellos rubios o plateados que les permiten ocultarse entre el gélido paisaje que es su hogar. El elemento primordial que las gobiernan es el agua. A las Fossegrim, como a tantos otros seres del país de las hadas, les encanta la música, especialmente las del arpa, de las que son verdaderas maestras. también les gusta cantar, y a menudo sus tenues voces se confunden con el susurro de los vientos, mientras que las notas mágicas que arrancan al arpa acompañan y protegen a las gotas de rocío que se posan delicadamente sobre las plantas, fortaleciéndolas para resistir el cruel invierno del norte. Asimismo, las Fossegrim son excelentes danzarinas y a menudo se ven sus gráciles siluetas ejecutando las danzas propias de los inviernos de Noruega.

En Noruega existe otro grupo de hadas que comparten hábitat con las Fossegrim, aunque pertenecen al elemento tierra: son las Thussers, habitantes de los fiordos, unos seres diminutos que viven en grandes comunidades. No suelen compartir tareas, pero como todas adoran la música (las Thussers son excelentes violinistas), una vez al mes se encuentran con las Fossegrim para celebrar la luna llena.

En todas las regiones polares, o semipolares del mundo existen leyendas sobre las hadas de las nieves. Las hay de muchas formas y tamaños; algunas de ellas forman inmensos grupos, traen en sus propias alas los fríos del invierno y tiñen de escarcha las ventanas de las casas. Los ropajes de las Fossegrim no son de gasa, sino que están hechos de finísimas capas de hielo cosidas con los afilados vientos de Noruega. Sus cabellos así como su esbelto cuello, se adornan con una diadema echa con escarcha, que forma delicadas hojas plateadas.

Una de las más famosas leyendas de las hadas de las nieves es la Reina de las nieves, de Andersen, que se inspira en una hada de estas latitudes. Vive en un palacio de hielo desde el que gobierna el invierno, y se dice que, como no tiene hijos, a menudo busca niños humanos para criarlos como propios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.