Inicio » EL NIÑO QUE TENIA MIEDO A LA OSCURIDAD

EL NIÑO QUE TENIA MIEDO A LA OSCURIDAD

Ignacio tenía un extraño problema desde que nació. Su fobia era el miedo a la oscuridad y a los lugares cerrados.
Era tan grande su miedo que sus papás tenían que dejar la luz prendía y abiertas las ventanas durante la noche para que pudiera dormir.
Desafortunadamente, después de cumplir un año Ignacio falleció dado a que su niñera olvido encender las cuatro luces (que se encontraban en las esquinas de su habitación). Su cadáver fue sepultado en el Panteón de Belén.
sin embargo las dificultades siguieron, ya que el velador cada mañana veía el feretro del niño fuera de su tumba,también se cuenta que se veía su fantasma en la puerta del camposanto tratando de llegar a la luz de la calle,Los papás comentaron a los vigilantes del cementerio la fobia que tenia su hijo। Al parecer todavía tenía miedo aun después de la muerte, sus padres ante esto decidieron modificar la tumba, haciendo un feretro de piedra que estuviera en el exterior con cuatro antorchas alrededor de el, allí fue puesto el cuerpo del niño y desde ese momento todo ha estado normal, hoy en día se le pueden dejar ofrendas como dulces o juguetes, tal vez para que el niño siga descansando con tranquilidad y pueda jugar cuando su espíritu salga de noche.

Visítanos:

Leyendasdeultratumba.com

Ayúdanos con un clic en los anuncios de nuestro sitio web eso nos serviría de mucho gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.