Inicio » El extraterrestre

El extraterrestre

Un día, en un pueblito muy lejano, mientras la gente grande trabajaba y los chicos jugaban, en el cielo apareció un gran plato volador, de color dorado.

Todos, los grandes y los chicos, se quedaron inmóviles viendo como ese plato volador dorado bajaba del cielo y aterrizaba en el medio de la plaza del pueblo.

Una vez que el plato volador aterrizó, se abrió la puerta y salió un extraterreste que era chiquito y todo verde.

Todos, los grandes y los chicos, seguían inmóviles viendo al extraterrestre, y entonces dijo:

– Uds., los grandes, deben cuidar el medio ambiente.
Y Uds., los chicos, deben vigilar que los grandes cuiden del medio ambiente.

Todos, los grandes y los chicos, asintieron con la cabeza.

El extraterrestre sonrió, saludó, se subió a su plato volador, cerró la puerta y salió volando.

Todos, los grandes y los chicos, se quedaron mirando hasta que el plato volador desapareció en el cielo.

A partir de ese día, los grandes empezaron a caminar y andar en bicicleta en lugar de usar tanto los autos. Dejaron de regar las veredas y empezaron a cuidar más el agua. Dejaron de cortar árboles de los bosques y de tirar basura en cualquier lado.

Y cuando los grandes se olvidaban y empezaban a contaminar el ambiente, los chicos, que nunca olvidan lo bueno, les hacían acordar que debían cuidar el planeta.

Y siempre son los chicos los que nos recuerdan las cosas buenas de la vida, ¿no?
Porque están seguros que son de este planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.