Inicio » El Diablo de la Catedral

El Diablo de la Catedral

Vino desde Francia, de acuerdo al legado de la señora Javiera Lizárraga de Álvarez Comparet. Dicen que como Dios, el diablo está en todas partes, pero en este caso está nada menos que en la catedral de Arequipa (Perú) y debe ser uno de los lugares del mundo, tal vez el único, en que una imagen da Satanás se luce al interior de una iglesia.

Si bien la imagen del amo del infierno no recibe veneración pública, cabeza y cuerpo con alas y cola enroscada de serpiente, esta obra de ebanistería se mandó construir por disposición testamentaria de la señora Javiera Lizárraga de Álvarez Comparet, de los talleres de Buisine Rigot en Lille (Francia).

El arequipeño Don Juan Mariano de Goyeneche y Gamio, quien por los tiempos en que se fabricaba el púlpito era embajador del Perú en Francia, fue el encargado de gestionar la culminación de la obra que fue terminada después de 15 meses de trabajo y a un costo de 25,000 Francos.

Lo curioso del caso es que el púlpito estuvo apto para traerse a Arequipa y llegó en 1879, es decir en plena guerra que el Perú sostenía contra Chile, cuando los puertos peruanos asediados y bloqueados, y las rutas marítimas eran super vigiladas. ¿Fue acaso esto “obra del diablo”? Saludos sangrientos, MAURICIO

Visítanos:

traficus.club

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.