Inicio » Amanda Todd, victima mortal de bullying cibernético

Amanda Todd, victima mortal de bullying cibernético

Su vídeo de YouTube comenzó inocentemente. La adolescente canadiense, con el rostro oscurecido por la cámara, apareció mostrando una pila de cartas cada uno escrita con mensajes en marcador negro.

He decidido contar mi historia de nunca acabar“, decía la carta en las manos de Amanda Todd.

En este punto, el espectador no tiene ni las más mínima idea de que están a punto de ser llevado por un viaje agonizante, mismo que empujó al primer ministro de la Columbia Británica a emitir una advertencia severa en contra del bullying, un viaje que ha dado a luz una página en Facebook con miles de personas comentando y muchas de ellas ofreciendo condolencias.

En el video sin sonido, en blanco y negro, la joven mostró una carta tras otra. Cada tarjeta hunde más profundamente en el espectador la angustia que la adolescente había experimentado.

En 7º grado yo estaba con mis amigos en la webcam“, decía la carta en la mano del adolescente.

Las próximas tarjetas revelan que la adolescente comenzó a llamar la atención en Internet de la gente que ella no conocía. Las personas le decían que era hermosa, impresionante, perfecta.

Querían ver mis senos. Así que lo hice“, dicen las cartas.

Un años después la adolescente recibió un mensaje en Facebook de un desconocido que le exigía que le mostrara más partes de su cuerpo o de lo contrario iba a publicar las fotos sin sostén que había tomado de ella.

Él sabía mi dirección, escuela, perientes, amigos, familia, nombres …

En las vacaciones de Navidad, la policía llegó a su casa para decirle que sus fotos fueron enviadas a “todo el mundo”. Apartó la siguiente carta muy cerca de la cámara.

Entonces llegó la depresión, la grave ansiedad y el pánico. Luego me mudé y me metí en el alcohol y las drogas“.

Ella dice que se vio rebasada por la ansiedad, casi nunca salió durante un año. Y después el mismo hombre volvió a aparecer con una página de Facebook en la que aparecia ella sin sostén en su foto de perfil.

Lloraba todas las noches, perdí a todos mis amigos y la gente no tenía respeto por mí … otra vez …

Era objeto de burlas y sintió que nunca podría borrar esa foto. Empezó a cortarse, una forma de autolesián, acto que los psicólogos dicen que es un comportamiento de control de los impulsos que a veces acompaña a una variedad de enfermedades mentales.

En la escuela, ella almorzaba sola hasta que se mudó a otra escuela nueva.

Todo fue mejor, aunque todavía me sentaba sola,” escribe en la siguiente carta. “Un mes más tarde empecé a hablar con un viejo amigo .”

Ella pensó que al chico le gustaba a pesar de que ella sabía que él tenía una novia. Un día, él le pidió que viniera porque su novia estaba de vacaciones.

Así que lo hice … gran error … pensé que me gustaba“, cuenta mientras muestra la carta con una mano temblorosa, mientras usa la otra para tocar bajo su ojo enjugándose una lágrima.

Una semana después, la novia del chico se presentó en su escuela con una cuadrilla de 15 personas. Una multitud se congregó. La novia la reprendió gritando que a nadie le gustaba.

Uno de ellos gritó golpeala ya …

Ella recibió un puñetazo y quedo tirada en el suelo.

Me sentí como una broma en este mundo. Pensé que nadie se merecia esto“, lee la carta siguiente. “Los maestros llegaron corriendo, pero me fui y me escondí en una zanja donde mi padre me encontró.

Cuando llegó a casa ella bebió lejía.

Me sentía fatal por dentro y pensé que realmente iba a morir“.

Fue llevada de urgencia a un hospital para lavar el producto químico de su estomago.

Puso la siguiente carta casi a ras con la cámara para que el espectador no pudiera verla y sólo se lee “Cuando regresé a casa todo lo que vi en Facebook fue: -Se lo merecía, -Lavaste el barro de tu cabello? – Espero que estes muerta “.

Se fue a vivir con su madre en otra ciudad, a otro colegio. Pero su pasado la siguió.

6 meses han pasado … y la gente sigue publicando fotos de lejía, cloro y zanjas … Todos los días pienso por qué todavía estoy aquí

Su lucha contra la ansiedad y los cortes habían empeorado, e incluso a pesar de asesoramiento y antidepresivos todavía fue trasladada de urgencia al hospital de nuevo después de una sobredosis.

Las últimas cartas dicen simplemente: “No tengo a nadie, necesito a alguien, mi nombre es Amanda Todd…

El video ha llamado la atención de muchos, incluyendo al primer ministro de la Columbia Británica, Christy Clark.

Nadie merece ser intimidado. El Bullying tiene que parar. Cada niño tiene que sentirse seguro en la escuela“, dijo Clark en un video publicado en YouTube el pasado Jueves.

Un día antes, el cuerpo de Amanda Todd fue encontrado en su casa, la policía de la ciudad de Vancouver en la ciudad de Coquitlam, dijo: Ella se quitó la vida.

Amanda tenía 15 años.

Video de Amanda Todd traducido al español.

https://youtu.be/xQsZx_3ofFQ

En un comunicado de Anonymous se reveló la información de pedofilo que la acosaba por Internet. Se le identificó con el nombre de Kody Maxson, un hombre de 30 años residente de Sapper st, New Westminster, Columbia Británica.

Fuente: CNN

Una terrible historia, como tantas otras que tuvieron desenlaces fatales. Está ha causado un revuelo en toda la Internet por el final, casi poético, que decidió tener esta chica. No cabe duda que las personas se quitan la vida porqué les es insoportable seguir viviendo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.