Inicio

Era el mes de febrero yo tenía 13 años, era tiempo de sol, playa y arena, viaje con mi mamá, nos íbamos a Mollendo es una distrito de la provincia de Islay de la ciudad de Arequipa (Perú), llegamos a la casa de mi tía abuela,  explicare maso como era la casa por fuera parecía una casa de 1 piso,toda la construcción era de madera tenía 2 puertas, 1 que habría la edificación que se veía desde fuera y otra a un costado y que habría hacia el 1er piso, entrabas bajabas gradas al terminar dichas gradas llegabas y mirabas de frente  un pasadizo que estaba con enredaderas de flores y que conducía al baño en el medio de la casa había un jardín y podías ver el 2do piso con balcones y todos los ambientes  rodeaban este jardín al extremo de este estaba la sala con un balcón y una hermosa vista al mar con un acantilado  de rocas y las olas golpeaban en las mismas, mi cuarto estaba al lado de las gradas de entrada al costado de mi cuarto estaba el cuarto de mi mamá, nos divertimos mucho en esa casa hasta que un día sería aprox las 3 am me desperté porque sentía frío ya que me quedé dormida encima de las sábanas y raro porque era verano y hace demasiado calor en fin cuando de ponto escucho que la puerta de la calle se empezó a abrir, me puse a pensar quien sería ya que mi mamá no sale a esas horas y mi abuelita es una persona de edad de pronto cerraron la puerta y sentí las pisadas de “alguien” en sandalias que bajo corriendo las gradas al llegar al final de las mismas  el sonido se disipó  yo me quedé demasiado extrañada, aún no lograba entender, logre taparme con la sábana porque aún sentía frío y escuche el sonido de zapatos que venían desde el baño y el sonido  se perdía junto con el sonido de las olas chocando contra las rocas, se escuchaban sonidos de alguien corriendo en el 2do piso y eso también me extraño porque nadie vivía ahí arriba, empece a sentir temor ya que no eran cosas normales  trate de ignorarlas y de nuevo intente  dormir pero sentí que mi puerta se empezó a abrir y cuando miré se veía la luna. las estrellas, el jardín y  la oscuridad de la noche, logré divisar una silueta oscura masculina no tan alto llevaba un sombrero parecía esos de la época  abrió la puerta y se escucharon los mismos pasos de zapatos que se escuchaban afuera, se iban acercando a mi cama, yo sólo atine a taparme la cara con la sábana , se  empezó a aproximar cada vez mas,  las pisadas se escuchaban más cerca y de pronto se detuvo el sonido, sentía que estaba ahí parado observándome y luego se sentó en mi cama y sentía que me seguía mirando, yo sólo decía en mi interior que se vaya con lágrimas en los ojos, sólo fueron segundos que estuvo sentado pero para mi fue una eternidad, se paró de nuevo, el sonido de zapatos alejándose de mi cama y acercándose a la puerta, vi como se habría la puerta de nuevo y volví a ver la luna y las estrellas, sentí un gran alivio se cerro la puerta y el sonido de los pasos de disiparon, yo sólo atine a llorar y grite !mamaaaaa! ella vino  al toque a mi cuarto y lo único que hizo fue tratar de calmarme  y al final me dijo que todo era imaginación mía…

No es mentira… esta historia es real, talvez la historia no suena tan tenebrosa pero vivirla si es una experiencia única,supongo que como esa casa tenía una construcción antigua y la madera con el tiempo truena siempre se escuchaban sonidos y desde esa vez siempre que iba en verano de visita , escuchaba voces y cosas que sonaban.

Janet  Oré Qquehue de Perú

Si te gusto el relato deja el comentario “Yo voto por este relato”  para que Janet  gane  el concurso “el mejor relato del mes” no olvides compartir con tus amigos.
Visítanos:
traficus.club
Ayúdanos con un clic en los anuncios de nuestro sitio web eso nos serviría de mucho gracias.